martes, 22 de septiembre de 2009

FLOYD MAYWEATHER vs. JUAN MANUEL MÁRQUEZ. Análisis de una derrota anunciada


Que a nadie le sorprenda ni le moleste la derrota de Juan Manuel Márquez ante el bocazas Floyd Mayweather Jr., era cosa cantada, y mira que desde el fondo de mi corazón deseaba que el milagro sí sucediera. claro que para lograrlo era necesario un KO efectivo, ni siquiera técnico, porque erea poco menos que imposible que el referee detuviera la pelea a favor del púgil chilango.

¿Por qué tanta seguridada en la victoria de Floyd Hocicón Mayweather? Simple, porque en su apodo de "Money" lleva la fama y ni siquiera es culpa de él mismo, sino que, como siempre, los agentes y promotores de deporte de las "orejas de alcachofa" ven en sus puños una "minita de oro". Seamos sinceros, Mr. Money es un excelente boxeador, poderoso en la pegada, de buena resistencia al golpeo y de velocidad más que promedio para su talla y peso. Más que un "fajador" es un peleador sumamente técnico. No en balde ha sido campeón mundial en cinco distintas categorías. Entonces ¿por qué sentirme molesto ante, como se sabía, su inminente victoria sobre Márquez? Les aseguro que NO fue por el patrioterismo barato que se encargó de promover Televisa Deportes en su llamada Noche Mexicana, sino porque da coraje que para el lucimiento de Floyd y el inminente negocio que representaba su victoria, se hiciera subir al cuadrilátero al mexicano en condiciones de descarada ventaja.

Las cosas son así: Floyd Mayweather llegó a ser campeón superwelter del CMB derrotando a Óscar de la Hoya -por decisión dividida-, es decir, una categoría donde el peso máximo es de 154 libras (69.9 kg). Márquez, triple campeón mundial y uno de los mejores boxeadores mexicanos de todos los tiempos, poseedor también de una impecable técnica, es un peso pluma natural, división donde el límite es de 126 libras (57.2 kg). Si Pitágoras no falló en el desarrollo de su ciencia, esto da un resultado de más de doce kilos de diferencia natural entre ambos físicos.

Para la pelea que significó el regreso del simulado "retiro" de Floyd -sin exponer ningún púgil alguno de sus campeonatos-, se pactó que fuera en una categoría intermedia, la de peso superligero, con un máximo de 140 libras (63.5 kg), acuerdo que cumplió Márquez subiendo de categoría y ganando peso. No así Mr. Money, quien no bajó lo acordado y llegó a la noche del encuentro con más de 7 kilos arriba del tope. Sabedores de la falta, las autoridades tan sólo le aplicaron una sanción de 600 mil USD (que al parecer se sumarían a la bolsa prometida a Márquez), cuando bien pudieron cancelar/posponer la pelea. El encuentro se llevó a cabo trayendo como consecuencia que los golpes de Mayweather fueran mucho más potentes (ecuación básica: diferencia de peso multiplicada por velocidad) y sacudieran en el segundo round el rostro de Márquez llevándolo por única vez a la lona.

El natural de la ciudad de México rindó una pelea llena de pundonor, boxeo con estilo y un buen número de golpes al rostro de Floyd que, a cualquier otro púgil dentro de su misma categoría hubiera tendido (su récord cuenta con 50 victorias, 37 de ellas por KO), pero que no pudieron hacer nada sobre el poderoso y cuantitativamente superior físico de su oponente. Al final de la pelea Juan Manuel Márquez, lúcido y poco golpeado (su técnica defensiva fue espectacular) declaró algo más o menos así: "le apliqué mis mejores golpes, pero ni siquiera se movió". La decisión fue unánime de los tres jueces: victoria para Floyd "Money" Mayweather Jr., en una lucha donde David no pudo conectar el rocazo que derribara a Goliath porque esta vez lo mandaron a la guerra sin su resortera.

¿Y saben por qué? Porque los promotores, siempre como buitres carroñeros, tuvieron que inflar a más no poder el "regreso" de Mayweather en busca de asegurar, para el 2010, la ya nombrada "Pelea del siglo" que les dejará hinchadas las cuentas bancarias: enfrentar a Mr. Money contra el mejor peleador kilo por kilo de la actualidad en los pesos ligeros y anexas, el guerrero filipino Emmanuel Dapidran "Manny" Pacquiao y, entonces sí... que Dios lo agarre confesado.



...a mí me late que éste si le parte su mandarina en gajos

1 comentarios:

Anónimo dijo...

muy buen comentario pero entonces porque Marquez acepto pelear?? no me lo explico si es como lo dices, mal hecho por Marquez.

Modified by Blogger Tutorial

Pecados Ocultos ©Template Nice Blue. Modified by Indian Monsters. Original created by http://ourblogtemplates.com

TOP